Compartir lo bueno

“Enaltecer la bondad del mundo no nos aleja de su maldad, pero motiva a hacer algo para alcanzarla.”

Por Chloé Nava

Ellen Degeneres es quizá una de las conductoras más exitosas en Estados Unidos; parte de esa deducción viene de contar la cantidad de veces que ha recibido el People’s Choice Award y, por otra parte,  cada año su show tiene propuestas nuevas.

Ese reconocimiento no sólo está dirigido a su trabajo frente a la pantalla, sino al principio que puso en marcha la creación de su programa. Ellen se ha propuesto hacer sonreír a todos con cosas del vivir cotidiano. Diseñó un espacio en el que toda persona que comparta una visión positiva del mundo puede ser invitada, y realmente hablo de toda persona.

En cierto modo Ellen transmite la idea que Estados Unidos ha intentado vender de sí mismo desde hace años: es un país incluyente, libre y lleno de oportunidades. Lo expone porque cree en esa idea, y eso no significa que no vea las paradojas y conflictos en los que está sumido su país, más bien significa que prefiere hacerles frente.

Así que no me sorprende que haya sido la ganadora, una vez más, de este galardón. En su interacción en las redes sociales también ha sabido sacar lo mejor de éstas; sus seguidores se convierten en voceros del bien, en chismógrafos de buenas acciones o de sucesos divertidos. Esa red de espectadores crea de manera indirecta el contenido del programa, lo que fortalece cierto sentimiento comunitario entre sus miembros.

A su vez, las redes sociales permiten a toda clase de persona asistir al programa como un invitado, formando parte del programa del día como si se tratara de alguna estrella de cine o televisión. La diversidad de historias que sus invitados tienen que contar tienden a reforzar la comunidad de Ellen y hacerla crecer. Desde anécdotas divertidas hasta cuestiones personales que requieren solidaridad, Ellen quiere escucharlo todo.

LEER MÁS: Compartir una pasión. 

Me alegra mucho que personas como ella sean de tal modo premiadas. Necesitamos gente que nos haga ver lo bonito de nuestro mundo, sobre todo cuando en los noticieros y en la calle vemos cosas que nos desaniman cada día. Necesitamos aspirar a lo que pensamos que debería ser el estado actual de las cosas y buscar la mejor manera en la que podríamos contribuir en ello.

Si mi talento fuera el de Ellen no dudaría en hacer lo mismo que ella, pero yo tengo otros talentos e intento seguir su iniciativa, hacer de ellos lo mejor para el universo a mi alrededor. Esa es una buena manera de cambiar las cosas y de hacer nuestros ideales realidad, pues aunque enaltecer la bondad del mundo no nos aleja de su maldad, sí nos motiva a hacer algo para alcanzarla.

Este post fue publicado originalmente en enero de 2014.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s