El valor de emprender nuestros sueños

Fotografía de Gabe Tomoiaga.

“Soñar es parte importante de la vida porque en cada ocasión que lo hacemos surge un motivo para ser excelentes y dar lo mejor de nosotros mismos.”

Por Jesús Eduardo Vázquez

Todos tenemos sueños. Son una de las actividades más comunes y extraordinarias que tenemos. Por lo general, nos encontramos con dos tipos: los que acontecen mientras dormimos y los que suceden mientras estamos despiertos. Las aventuras que disfrutamos cuando dormimos son increíbles, muchas nos emocionan y otras nos entristecen —a veces al grado de hacernos despertar con lágrimas en los ojos. También son excitantes las hazañas que imaginamos despiertos, fantasías de lo que sucedería si hacemos esto o aquello, o si tuviera súper poderes, o si fuera “x” personaje literario.

Cuando era pequeño me gustaba ver Bernardo y su reloj, un programa de televisión transmitido por el canal 11. Trataba sobre un niño que utilizaba un reloj capaz de detener el tiempo para resolver problemas de su vida. Desde entonces no he dejado de soñar con el programa. ¡Me encantaría tener un reloj así! Antes quería usarlo para terminar mi videojuego favorito o para dormir más. Ahora me imagino deteniendo el tiempo para terminar un libro, la investigación en turno o algún pendiente del trabajo. 

Mi novela favorita es El padrino, de Mario Puzo. Siendo adolescente, fantaseaba con el mundo rosa de la mafia italiana (digo rosa porque no me imaginaba matando personas, sino gozando la fama y riqueza de un mafioso), incluso comencé a tomar clases de italiano por internet, investigué sobre la cultura italiana y emprendí la escritura de una novela sobre el tema: Los Sanguinetti. Michael Corleone era mi personaje favorito y cada vez que tenía que decidir algo, pensaba qué haría él en mi lugar. Ahora sólo me ha quedado el gusto por el fútbol, la lengua y la comida de Italia.

Otros sueños que tengo son menos ficticios y están más aterrizados en la realidad. Sueño con tener un negocio que permita retribuir a mis padres todo lo que ellos me han dado, sueño con lograr un instituto de investigación teológica, sueño con formar una ONG que ayude a las personas que se sienten sin rumbo ni sentido, entre muchas cosas más.

LEER MÁS: Poyekhali!

Soñar despiertos es importante porque nos da motivos para ser mejores, ser excelentes, y dar lo mejor de nosotros mismos. Pero soñar también implica responsabilidad. Conlleva el hecho difícil de tomar decisiones y de afrontar la realidad con sus riesgos, Mucha gente se rehusa a emprender lo que siempre ha soñado porque teme el fracaso. Pero el verdadero fracaso es no intentarlo nunca. 

Las grandes corporaciones, negocios y ONGs han comenzado por el sueño de una persona quien esforzó por conseguirlo. ¿Qué nos diferencia de ellos? La valentía. Emprender nuestros sueños requiere de grandes cantidades de valentía para enfrentarse a las adversidades —y también al éxito.

El afán emprendedor lo tenemos todos. Hay que nutrirlo para que nos ayude a ser personas de excelencia y esfuerzo.

jesus-eduardo_arrobaeudoxa

Este post fue publicado originalmente en marzo de 2015.

Un comentario en “El valor de emprender nuestros sueños

  1. Pingback: Poyekhali! –

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s