Cómo ser líderes en un mundo exponencial

Instalación de Cerith Wyn Evans

Por Lisa Kay Salomon

Vivimos tiempos desafiantes. Confusión geopolítica, disturbios sociales a nivel local y nacional, ciclos de desastres naturales mortales, ciberataques y un incremento en la desconfianza a los medios de comunicación y a las empresas tecnológicas… son muchos los eventos disruptores que nos han tomado por sorpresa.

Hace casi dos décadas se inventó un acrónimo para referirse a la naturaleza tan dinámica e impredecible del mundo: VUCA, el cual se refería a un ambiente de constante volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad. El mundo de hoy encarna, más que cualquier otra época que hayamos vivido, el VUCA.

¿Por qué es que muchos de nosotros -en lo individual o en la colectividad- no imaginamos, y mucho menos anticipamos, los cambios masivos que están sucediendo? Las tecnologías de rápido movimiento y la globalización, además del ritmo acelerado de cambio, ocasionan que nuestros cerebros luchen para mantenerse al día ocasionando sorpresa, incomodidad y malestar.

Esto no es una anomalía, el ambiente VUCA no se irá, el cambio se acelerará, no al revés. Para entrar a un mundo donde “el cambio es la única constante”, los líderes necesitan reemplazar su antiguo pensamiento por uno nuevo.

 

El cambio exponencial necesita de líderes exponenciales. En este artículo, exploraremos los cuatro pilares del liderazgo exponencial, es decir, las habilidades críticas que los líderes deben aprender para navegar exitosamente en un mundo de cambio constante, no sólo para tener una ventaja estratégica para sus organizaciones, sino para ayudar a construir el mundo incluyente, equitativo, positivo y abundante que todos queremos vivir.

Algunos líderes ya son sobresalientes en alguna de estas habilidades, pero un líder exponencial se esfuerza por alcanzar todas, porque entiende la influencia entre ellas y cómo, en la práctica, son más poderosas cuando se integran.

El futurista

La primera habilidad del liderazgo exponencial es aprender a transformar la sorpresa en conciencia de anticipación. Para lograrlo, los líderes deben convertirse en futuristas expertos.

Esto no significa extrapolar el paso del cambio actual al futuro, significa imaginar nuevas posibilidades y entender que llegarán más rápido de lo esperado. Los líderes deben estar igual de cómodos con lo que saben y con lo que desconocen, cosa que no hacen muchos de los líderes actualmente. Hoy en día, los líderes manejan el riesgo a través de procesos analíticos y marcos de referencia que identifican y cuantifican conocidas variables.

En la mayoría de las organizaciones, el futuro se proyecta a través de pronósticos numéricos y hojas de cálculo, reforzando la perspectiva de que el mundo del futuro es una extensión de lo que conocemos ahora y de que se puede conectar con fórmulas matemáticas que hagan predicciones cuantificables.

El problema es que dichos pronósticos se basan en variables y tendencias que ya existen. Vemos los eventos del futuro como una nueva versión de los eventos pasados, suponiendo que el cambio se moverá en línea recta, cuando en realidad, la línea hace una curva hacia arriba y nuevas variables tecnologías nunca antes vistas, por ejemplo- entran a la ecuación, ¿el resultado? los pronósticos fallan. En el mejor de los casos nos sorprendemos, en el peor nos trastornan.

Como futuristas, los líderes necesitan sentirse cómodos haciendo preguntas abiertas sobre suposiciones no dichas con tal de ver nuevas posibilidades.

No se trata de que no seamos capaces de imaginar nuevas narrativas para el futuro o ampliar el conjunto de posibles futuros a considerar, sino de que no se nos ha enseñado -o dado permiso- de hacer esto como parte de nuestro trabajo diario.

Los líderes necesitan ser curiosos sobre el futuro y mezclar prácticas imaginativas de prospectiva estratégica, futuros retrocesos, ciencia ficción y la planificación de escenarios que se pudieran dar en negocios tradicionales.

El innovador

Además de imaginar un rango de nuevos futuros, los líderes también deben actuar como innovadores, descubriendo nuevas ideas a través de la ideación creativa y una rigurosa experimentación. En estos días, las grandes ideas de productos pueden surgir de un simple tuit y la interacción con los clientes se puede dar en menos de 24 horas a través de un prototipo.

Muchos de los negocios se enfocan principalmente en colocar productos ya existentes en el mercado, reducir costos y ampliar márgenes. La apuesta estratégica se basa en la certeza al minimizar la variabilidad. Si tienen éxito, el foco se pone en defender y expandir lo que ya existe en vez de explorar nuevas oportunidades.

Lo que falta a menudo es un profundo entendimiento del cliente que está al otro lado de la transacción, además de la inversión en el diseño y desarrollo de nuevos productos y servicios que satisfagan las necesidades y requerimientos de los clientes emergentes.

Cuando los líderes se entienden como innovadores, descubren que deben pensar constantemente en el cliente: usan procesos centrados en las personas, como la observación y el cuestionamiento, para obtener ideas; utilizan un pensamiento visual y sus habilidades para contar historias para compartir hipótesis e ideas de manera rápida y efectiva; estimulan su forma de pensar para probar y ganar evidencia de lo aprendido.

Los innovadores rigurosos lo hacen de manera constante, repiten una y otra vez para descubrir oportunidades ocultas en la niebla de la incertidumbre.

El tecnológico

La innovación tecnológica se acelera y los líderes deben entender qué tecnologías impactarán de manera directa e indirecta a su industria. Cada vez es más común que la tecnología digitalice, manipule y reemplace productos y servicios físicos, lo que ocasiona el cambio de status quo en muchas compañías.

La mejor forma de entender el cambio tecnológico no es leer acerca de éste sino experimentarlo de primera mano: aprender a programar, construir o manipular un robot, probar productos o servicios que no sean cómodos o familiares, así como buscar los recursos de la innovación y la experimentación.

Los líderes exponenciales tienen que luchar de manera constante con la ética, la moral y las implicaciones sociales de las tecnologías que construyen sus organizaciones.

Sin embargo, entender la tecnología desde la perspectiva de la ingeniería o desde la investigación y el desarrollo no es suficiente. Los líderes exponenciales tienen que luchar de manera constante con la ética, la moral y las implicaciones sociales de las tecnologías que construyen sus organizaciones.

La tecnología disruptiva de manera constante dejan atrás regulaciones, leyes y normas sociales existentes. Han surgido disputas fiscales y laborales entre los disruptores de la industria -como AirBnB y Uber- y las comunidades a las que sirven.

Esas batallas legales no se comparan con las batallas éticas a las que nos enfrentaremos cuando los trabajadores de industrias como la de la comida o el transporte sean reemplazados por sistemas automatizados. Y apenas estamos comenzando a explorar las implicaciones de un futuro en que las modificaciones genéticas sean más accesibles y extendidas.

La política y la ética no son independientes de la tecnología, y ésta tampoco opera en un silo protegido. Si los líderes le apuestan al potencial de reinversión.

Si los líderes apuestan por el enorme potencial de los posibles ingresos o las oportunidades de ahorro de costos que ofrece la tecnología, también deben adoptar las implicaciones sociales y morales que inevitablemente surgirán.

Para esto se requiere un nuevo sistema de discusiones y toma de decisiones en todas las salas de juntas de cualquier corporativo, nuevos comportamientos y normas en cada laboratorio de desarrollo y nuevas formas de educar (reconociendo e incluso penalizando) a los líderes del futuro.

El humanitario

Los líderes exponenciales usan sus habilidades y comportamientos como futuristas, innovadores y tecnológicos para mejorar la vida de las personas con las que tienen contacto, así como de la sociedad en general. Su objetivo es hacer el bien en su día a día, no como un conjunto de actividades de “responsabilidad social corporativa”, sino como parte de la misión integrada de su empresa.

Liderar de manera humanitaria puede significar construir negocios de tecnología para impactar positivamente, un ejemplo son las corporaciones B, empresas con fines de lucro certificadas con rigurosos estándares de desempeño social y ambiental, responsabilidad y transparencia. También puede significar invertir en políticas y prácticas humanas que creen una cultura positiva y un ambiente de trabajo significativo, un lugar que inspire a los empleados y socios a explotar todo su potencial.

El incremento tecnológico puede generar nuevos modelos de negocio, así como oportunidades de crecimiento al habilitar y empoderar nuevas partes del mundo para volverse centros de prosperidad sostenibles y autónomos.

Cuando los globos de aire caliente de Google conecten la mayoría de las zonas rurales y subdesarrolladas con internet de máxima velocidad, o microdrones puedan llevar medicamentos después de desastres naturales, comenzaremos a imaginar un mundo donde todo es posible.

Nuestro futuro necesita líderes exponenciales

Estos roles -futuristas, innovadores, tecnológicos y humanitarios- están interconectados y potenciados cuando los conocimientos e ideas fluyen entre ellos. Los cuatro forman un sistema holístico para aprender a imaginar, crear, capturar y escalar el valor escondido en un mundo cada vez más complejo y dinámico.

¡Ésta es la esencia del liderazgo exponencial!

Al practicar estas habilidades, todos los líderes pueden mejorar su capacidad no sólo de anticipar el cambio sino de tomar decisiones de manera proactiva para lograr futuros más positivos y productivos para sus organizaciones, comunidades y el mundo.


Este texto, escrito por Lisa Kay Salomon, fue originalmente publicado en Medium y traducido al español por el Staff de Eudoxa. Puedes leer el original, en inglés, aquí.

2 comentarios en “Cómo ser líderes en un mundo exponencial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s