Líderes exponenciales 02. Crear nuevos futuros

02. lideres-exponenciales-nuevos-futuros

El futuro habita en un conjunto muy amplio de posibilidades y éstas pueden desplegarse a alta velocidad.

Por Lisa Kay Solomon

Este artículo es parte de una serie que explora las habilidades de los líderes para hacer lo mejor posible en un mundo cada vez más disruptivo. Este post, el segundo de la serie, habla sobre la habilidad para crear el futuro. Puedes consultar aquí el primero, el tercero, el cuarto y el quinto de la serie.


Los futuristas se atreven a contar historias sobre el futuro antes de que algún dato pueda respaldarlas.

El escritor de ciencia ficción William Gibson dijo una vez: “El futuro ya está aquí, pero distribuido de manera desigual”.  ¿Cómo aprovechamos los elementos del futuro que ya están aquí y los que están a la vuelta de la esquina?: pensando como futuristas.

En tiempos de constante cambio puede ser difícil visualizar futuros certeros. Por lo general, las estrategias que usamos para pensar el futuro empiezan con los elementos ya conocidos: proyectar resultados históricos para el rendimiento futuro, analizar los competidores existentes, o centrarse en la ejecución de resultados a corto plazo. Lo que se pierde, sin embargo, es el acercamiento estratégico para entender y sacar ventaja de lo desconocido. Por eso, los líderes necesitan adoptar habilidades prácticas y futuristas.

No hablamos de poderes secretos ni de una bola mágica ni de una canasta especial de galletas de la fortuna para predecir el futuro. Los futuristas se disciplinan para cuestionar, de manera constante, su status quo, revisan tendencias externas, industrias vecinas y fuerzas implícitas. Están abiertos a diferentes perspectivas, se atreven a contar historias sobre el futuro antes de que algún dato pueda respaldarlas.

Por qué pensar como futuristas es valioso

El futuro habita en un conjunto amplio de posibilidades. Éstas pueden desplegarse a alta velocidad.

Estamos acostumbrados a pensar en el futuro como una extensión lineal de lo que conocemos. Imaginamos cambios con sólo el 10 por ciento de progreso o retroceso de lo que nos rodea. Creemos entender el futuro pero en verdad no lo hacemos. Nuestra visión de él está tan integrada en los planes y los modelos de negocio que no nos damos el tiempo de calcular escenarios distintos. Si lo hiciéramos, descubriríamos variables que están más allá de lo dicho.

El futuro habita en un conjunto amplio de posibilidades. Éstas pueden desplegarse a alta velocidad. Los cambios tecnológicos, ambientales y políticos afectarán los negocios más rápido de lo que creemos. Entonces ¿cómo nos preparamos para un mundo inimaginable que llegará antes de lo esperado?

Los métodos de los futuristas son de ayuda porque escanean, analizan, investigan y proyectan el futuro más allá de los que, por intuición, creemos posible.

Cómo ver el futuro como futuristas

El primer paso es identificar las fuerzas más importantes e inciertas que afectan a tu negocio. Éstas se pueden dividir en cinco categorías: sociales, tecnológicas, económicas, ambientales y políticas (un consejo: puedes usar el acrónimo STEEP —por sus siglas en inglés).

En cada una de estas categorías existen un número de fuerzas y variables externas que te guiarán a diferentes futuros. Una compañía de seguros, por ejemplo, podría revisar las variables relacionadas con la esperanza de vida (social), el cambio de trabajos tradicionales a trabajos más independientes (económicos), la frecuencia y el impacto de los desastres naturales (ambiental), la postura de gobierno y la posibilidad de creación de nuevas leyes (político).

Una vez que estas variables de alto impacto son identificadas y priorizadas, los futuristas establecen un rango de cómo podrían cambiar con el tiempo. Cuanto más adelante del tiempo imaginen, más posibilidades habrá.  Esto se llama “el cono de las posibilidades” y sirve para organizar las proyecciones en cuatro espacios.

¿Cuáles son los futuros posibles? Todos los eventos que pueden ocurrir.

¿Cuáles son los futuros plausibles? Es lo que creemos que es posible, pero poco probable.

¿Cuáles son los futuros probables? Es lo más probable que suceda.

¿Cuáles son los futuros preferidos? Es lo que queremos que suceda.

Aunque estos futuros provienen de un conjunto de variables identificadas, los resultados son significativamente diferentes.

Las vacas sagradas son las mejores hamburguesas.

Aquí un ejercicio que te puede servir para esclarecer algunas dudas: ¿tu organización se enfoca en su futuro preferido y deja de lado toda la gama de posibles futuros? Si así lo hace, quizá no hay suficiente cobertura de inversiones. ¿Tú organización no se alinea al futuro plausible? Considera ampliar su visión mediante la investigación de nuevas tecnologías, industrias cercanas y startups que presenten opciones estratégicas alternativas.

Paul Saffo, profesor de Singularity University en la cátedra de estudios de futuro y prospectiva, ha advertido en reiteradas ocasiones que “las vacas sagradas son las mejores hamburguesas”. Una forma fácil para lograr que tu organización esté centrada en el futuro es pedirle a tu equipo que se zambullan en sus redes y busquen pruebas relacionadas con las variables que tú hayas descrito para, después, publicarlas en un pizarrón digital o analógico.

asistente robotico de compras de lowes
Asistente robótico de compras de Lowe’s

Cómo crear el futuro que queremos

Para imaginar de manera audaz nuevas posibilidades, trata de imaginar un resultado diez veces mejor.

Una vez que hayas identificado el futuro preferido, puedes identificar las actividades clave que te ayudarán a crear dicho futuro.

El backcasting consiste en imaginar el futuro que quieres y ubicarte en el presente, hacerlo de manera constante te ayudará a probar qué es lo que debe pasar para que ese futuro suceda.

El backcasting está anclado a un futuro aspiracional. No se limita por el presente. Esto permite que el equipo cuente sus historias de manera detallada desde el futuro y conduce a la discusión: ¿cómo puede mi producto/servicio hacer eso?

Para imaginar de manera audaz nuevas posibilidades, trata de imaginar un resultado diez veces mejor, más barato o más impactante de lo que existe hoy en día. Por ejemplo, ¿qué pasaría si todos tuviéramos acceso a Inteligencia Artificial personalizada de bienestar a través de robots emocionales? o ¿qué pasaría si la mayoría de nuestros servicios de transporte son dados por vehículos autónomos? Ahora, retrocede en cada visión y descubre lo que se necesita para convertirlo en realidad.

Al igual que las previsiones, el backcasting puede mejorar. Por ejemplo, considera invertir horas en reuniones con tu compañía para crear “titulares del futuro”. Nuevos pensamientos pueden despertar y nuevas ideas, encenderse. Además se fomenta el compromiso interdisciplinario y el sentido de responsabilidad colectiva.

¡No tengas miedo de ser creativo! ¡Abandona las diapositivas de Power Point! El director de Lowe’s Innovation Labs, Kyle Nel, usa la innovación en la narrativa para crear nuevos futuros. Reunió escritores e ilustradores de ciencia ficción y les pidió que crearan cómics sobre futuros alternativos. Esto ayudó a la compañía a imaginar y visualizar la tienda de Lowe del futuro.

lowes-comic-book-feat (1)

Estar cómodos con la ambigüedad

Podemos superar nuestra incomodidad ante lo desconocido si nos empujamos a nosotros mismos a aprender, experimentar, conocer más.

Lo más desafiante es estar cómodo con la realidad, ya que no podemos predecir el futuro. Una de las inquietudes de muchos líderes es: ¿cómo podemos hacer grandes apuestas para el futuro sin todos los hechos y los datos?

La mayoría de nosotros nos sentimos incómodos con la ambigüedad y la incertidumbre. Mirar hacia adelante provoca duda, miedo y ansiedad —emociones que preferimos controlar. Podemos aprender a superar nuestra incomodidad ante lo desconocido e, incluso, disfrutarla, si nos empujamos a nosotros mismos a aprender nuevas cosas, buscamos nuevas experiencias y conocemos nuevas personas.

Todos somos capaces de ser futuristas. Al serlo no sólo seres capaces de construir nuevas posibilidades, sino organizaciones más flexibles, adaptables y resistente en el proceso.


lisa-kay-solomon

Lisa Kay Solomon

Lisa reflexiona sobre la innovación y se enfoca en ayudar a los líderes a ser más creativos, flexibles y resilientes ante el cambio constante. Está a cargo de las prácticas transformadoras y liderazgo en Singularity University.

twitter

Este texto, escrito por Lisa Kay Salomon, fue originalmente publicado en Singularity Hub y traducido al español por el equipo editorial de Eudoxa. Puedes leer el original, en inglés, aquí.

Espera el siguiente post de esta serie de líderes exponenciales. Tratará sobre el llamado de los líderes: crear un mundo mejor. Recibe avances, junto a nuestra selección de artículos y recursos sobre liderazgo, empresa, cultura y actualidad, aquí.

4 comentarios en “Líderes exponenciales 02. Crear nuevos futuros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s