La ética empresarial

 

Ilustración de James Yang

“Al hablar de ética empresarial estamos resaltando lo evidente, tan evidente quizá que no todos lo pueden ver aún.”

Por Chloe Nava

El título de este post excede lo que hoy tengo que decir sobre la cuestión, pero eso no quita que la pregunta haya vuelto a mí varias veces en la semana y que me siga preguntando a qué se refieren tantas empresas y medios cuando hablan de “ética empresarial”.

Lo que me parece más interesante es que se hable de ello como si fuera algo que acabáramos de descubrir. Premiamos a las empresas socialmente responsables, parecemos niños fascinados por una idea que nunca se nos había ocurrido institucionalizar.

Quizá sea por el tamaño de las compañías que existen actualmente que se ha convertido en una necesidad hacer políticas empresariales que dejen en claro los valores, virtudes y cultura que vive cada una. Pero todo esto no satisface mi curiosidad. Una empresa, según entiendo y lo ilustra un video de Amartya Sen sobre la ética empresarial y económica, no puede deslindarse de lo ético. No son dos aspectos independientes que por ociosidad o por moda queremos unir ahora.

Las acciones de una empresa repercuten en sus empleados, compradores, accionistas -si los tiene- y en la sociedad -en distintos grados según el bien o servicio que produzca-. Ahora, decir que se puede entender a la empresa fuera del comportamiento ético me parece contrario a la razón. El mismo mercado en el que participa dicha empresa puede verse gravemente dañado si uno de los productores hace algo que dañe el bienestar común.

Adam Smith, el padre de la economía moderna, fue el primero en explicar el incentivo que lleva a consumidores y productores a tener una relación de intercambio en el mercado. Smith no habló de bondad, ni mencionó ni un solo principio ético. Compradores y vendedores son llevados por el interés que tienen en sí mismos a intercambiar, en este caso, dinero por algún bien o servicio. El empresario quiere vender para poder tener dinero para él mismo y para mantener a su empresa. El comprador desea adquirir bienes para abastecerse de lo que necesita. No hay ninguna acción altruista detrás de este incentivo, conocido como “la mano invisible”.

Y podemos preguntarnos, ya que estamos en eso, ¿y dónde entra la ética en este modelo? ¿Qué pasa si el vendedor quiere engañar al comprador con su producto? o ¿qué pasa si el comprador engaña al productor? La primera respuesta sería que Smith no quiso explicar cómo funcionan las relaciones en el mercado actual, sino que quiso mostrar el incentivo por el cual en primera instancia todos quisieron entrar al mercado: interés propio. Pero esto no significa que piense que por tratarse de una motivación personal, sea egoísta, es decir, independiente de toda consideración ética. Más bien, la dimensión ética está implícita en la explicación de la mano invisible. El libre mercado depende tanto de la ética que si los separamos el primero pierde todo su sentido.

Así que al hablar de ética empresarial estamos resaltando lo evidente, tan evidente quizá que no todos lo pueden ver aún y debemos reconocerlo cuando alguien consigue entender la dimensión del asunto. Ya sé que no resuelvo la pregunta planteada en el título, pero al menos espero aclarar un poco el paisaje sobre este misterioso concepto, tan necesario si queremos tener una empresa en una economía exitosa.

chloe-nava

Chloe Nava E. 

Interesada en filosofía política y social, fanática de Émile Zola y escritora un poco gris. Me interesa encontrarle un sentido a todo lo que me rodea.

twitter

Este post fue publicado en abril de 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s