¡Cultiva tu rareza! III. Conócete

Por Alberto de Legarreta y Margot Castañeda

—Si sólo haces lo que sabes hacer, jamás serás más lo de lo que eres ahora.
—No quiero ser más, me gusta quién soy.
—Ni siquiera sabes quién eres.
—¡Claro que sí! ¡Soy el “Guerrero Dragón”!
—¿Y qué significa exactamente eso?
—…

El diálogo es de Kung Fu Panda 3, la película que elegimos para dar el primer paso de ¡Cultiva tu rareza!: conocernos. Si queremos ser más, primero debemos dominarnos a nosotros mismos.

(Breve pausa: si no han visto la trilogía de Kung Fu Panda y odian los spoilers, véanla y regresen a este texto).

Las aventuras se disparan con una pregunta. Puede ser breve pero siempre es grande, enredada, retadora, que abre horizontes y despierta nuestra curiosidad de más. Las mejores preguntas son las que no expiran porque nunca se contestan de forma definitiva. Mudan, ofrecen respuestas distintas e igualmente válidas cada vez que se evocan. Son siempre relevantes, eternas, útiles y desafiantes. ¡Cultiva tu rareza! comienza con una de ellas: ¿quiénes somos?

Es una pregunta ancha que ha sido explorada una y otra vez por filósofos, artistas, psicólogos y curiosos como nosotros. Llegó el momento de enfrentarnos a ella. Reconocemos que, como dijo el filósofo mexicano Antonio Caso, “todo nuestro saber es un saber de probabilidades, de aproximaciones, de inducciones, de hipótesis”; así que no buscaremos verdades absolutas. Recolectaremos las respuestas encontradas en el camino y avanzaremos con la misma pregunta de guía, como si fuese una brújula.

La historia de Po, el protagonista de Kung Fu Panda, es una fascinante comedia épica de autodescubrimiento. Po es un panda, el único en su comunidad. Fue adoptado por un ganso y vive entre cerdos y conejos. Trabaja en el restaurante de su padre sirviendo fideos. Sin embargo, su verdadera vocación es el Kung Fu. Sueña con convertirse en un maestro guerrero, un héroe defensor del Valle de la Paz (en la Antigua China). Quiere ser igual a sus ídolos, los “Cinco Furiosos”, entrenados por el maestro Shifu —alumno del gran maestro Oogway.

Po, por supuesto, es un inadaptado. Vive frustrado. No quiere ser cocinero pero no imagina una vida distinta a la que tiene. Juega con muñecas figuras de acción de los guerreros porque no se cree capaz de ser uno de ellos. ¿Cómo podría convertirse en un sifu —maestro—siendo un oso torpe, con sobrepeso y dormilón?

En la primera película Po descubre que no sólo es posible sino que, de hecho, él es el legendario “Guerrero Dragón”. Su destino es ser un verdadero maestro del Kung Fu, pero para llegar a serlo debe aprender a ser él mismo, a conocerse. ¿Cómo convertir a un panda lleno de defectos y hábitos raros en el héroe más poderoso jamás visto?

Al principio, tanto Po como el maestro Shifu (su entrenador) cometen un grave error: piensan que el panda debe imitar a los “Cinco Furiosos” para ser exitoso en su entrenamiento. Ambos fracasan. Entonces Shifu descubre la clave: encontrar el estilo propio y el talento único, personalísimo de Po. Si es bueno comiendo, la comida puede ser su motivación y al mismo tiempo su herramienta.

Po, entonces, descubre que es capaz de grandes logros que nadie más puede alcanzar. Su rareza se convierte en su más extraordinario poder. La transformación del heroico panda es fiel a sus características más personales. Po se mejora siendo él mismo. Acepta su destino cuando se acepta a sí mismo como capaz de crecer para cumplirlo.

Durante las siguientes dos películas Po avanza en su aventura y llega a la misma pregunta que nosotros hoy: ¿quién soy? A pesar de que logró convertirse en lo que soñaba: un guerrero del Kung Fu, Po aún está incompleto porque sigue siendo el único panda del valle. Entonces debe reencontrarse con esa otra parte de su personalidad aún inexplorada. ¿Qué significa ser un panda?

Ya veremos.

Po es un oso. Tiene su propio camino de autodescubrimiento. Nosotros somos personas. ¿Y eso qué sentido tiene? Con base en la teoría del personalismo de Antonio Caso, respondemos: todo individuo de la especie humana es una persona. “La persona lo es en cuanto que es ella misma y no las demás”, es decir que ser persona consiste en ser insustituible, en existir singularmente, en tener una realización propia, una personalidad —el grado supremo de existencia.

Ser persona es desempeñar un papel, como lo desempeñan los actores en el teatro, como lo desempeña Po en el Valle de la Paz. Entonces, ¿cuál es nuestro papel?

Alberto: ¡Cultiva tu rareza! es un proyecto que me emociona mucho porque involucra varias preguntas aparentemente incontestables. Ya lo decimos en el principio del post: son preguntas que estarán con nosotros durante años, si les damos el lugar especial que merecen en nuestras vidas. El maestro Oogway pasó 30 años en una cueva preguntándose ¿quién soy? Yo tengo un poco más de prisa.

Margot: Por ahora, mi papel en la vida es desarrollar ¡Cultiva tu rareza! En serio, Alberto me eligió para acompañarlo en esta aventura porque tengo suficiente rareza que explorar y explotar, así que pienso entrarle con todo. Habrá errores y fracasos y no les tengo miedo. En términos generales creo que sé quién soy en el borrador: soy Margot, soy imperfecta y valiente.

¡Cultiva tu rareza! es una aventura en marcha y lleva de guía una lista de hermosas preguntas que jamás dejaremos de contestar: ¿quiénes somos? ¿De dónde venimos y hacia dónde vamos? ¿Qué es lo que nosotros, y nadie más que nosotros, puede hacer frente a los retos de la vida? ¿Cuál es mi rareza? Y, sobre todo: ¿cómo la descubrimos? Lo exploraremos en el siguiente post.

—¡No hay forma! ¡Jamás podré ser como tú!

—No quiero que te conviertas en mí. Quiero que te conviertas en ti.

¡Cultiva tu rareza! es un experimento vivo que publicamos cada viernes en este espacio. ¡Síguenos! Aquí puedes ver la primera entrega, aquí la segunda. Recibe avances, junto a nuestra selección de artículos y recursos sobre liderazgo, empresa, cultura y actualidad, aquí.

2 comentarios en “¡Cultiva tu rareza! III. Conócete

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s