Los consejos de Richard Branson para la felicidad en 2018

virgin_25642476853_0

Constantemente me preguntan: ¿cuál es la clave del éxito? Mi respuesta es siempre sencilla: la felicidad.

La felicidad debería ser la meta de todos. Entiendo que puede parece inalcanzable, sobre todo para quienes tienen algún problema de salud mental que afecta la forma en que ven la vida.

Hace unos años escribí la siguiente carta para el libro “Querido extraño. Cartas sobre la felicidad.” La releí hace poco y me sorprendió cuánto siguen motivándome esas ideas, así que pensé en volverla a publicar, con la esperanza de que mis palabras puedan ayudar a otros a encontrar la felicidad que se merecen en 2018.

00dd48ed4146044710b47a7fb7c74b4c
Mouni Feddag

Querido extraño:

No me conoces, pero escuché que estás pasando por tiempos complicados y me gustaría ayudarte. Quiero ser abierto y honesto contigo y hacerte saber que la felicidad no es algo que sólo pueden alcanzar unos pocos. Puede ser tuya, si le das el tiempo para crecer.

Está bien sentir estrés, estar asustado o triste —definitivamente yo lo he estado en diferentes momentos de mi vida. He enfrentado mis más grandes miedos una y otra vez. He desafiado a la muerte en muchas aventuras, he sufrido la muerte de seres queridos, he tenido negocios que fracasan, he medido mis palabras frente a públicos difíciles y he tenido el corazón roto.

Sé que soy afortunado por tener un vida extraordinaria. Mucha gente asume que el éxito de mis negocios y la riqueza que viene de ellos es lo que me ha traído felicidad. Pero no es así; de hecho, es al revés. Soy exitoso y adinerado porque soy feliz. 

Muchas personas caen en la trampa de hacer lo que ellos creen que los hará felices, pero en mi opinión, ahí es donde se equivocan. La felicidad no se trata de hacer, sino de ser. Para ser feliz, tienes que pensar intencionadamente sobre esto. No olvides la lista de cosas “por hacer”, pero ten también una lista de cosas “por ser”.

BI_160819_MouniFeddag_Wally-Olins-940x940
Mouni Feddag

A los niños se les pregunta: ¿Qué quieres ser cuando seas grande? Y esperamos respuestas grandiosas como: “Quiero ser escritor, doctor, presidente.” Les decimos: ve a la escuela, ve a la universidad, obtén un trabajo, cásate y, entonces, serás feliz. Sin embargo, todas esas sugerencias se basan en hacer, no en ser. Y aunque el hacer trae momentos de alegría, no necesariamente te recompensará con una felicidad duradera.

Detente y respira. Sé sano. Rodéate de tu familia y amigos. Ayuda a alguien y déjate ayudar. Sé audaz. Sólo sé, por un momento.

Si te permites estar presente y apreciar el momento que vives, la felicidad aparecerá. Hablo desde mi experiencia. Hemos construido un imperio de negocios, hemos sostenido conversaciones acerca del futuro de nuestro planeta, hemos asistido a fiestas memorables y conocido gente valiosísima. Pero aunque estos momentos me han traído grandes alegrías, son los momentos en los que me detengo a ser, más que a hacer, los que me han dado la felicidad verdadera. ¿Por qué?, porque permitirte ser pone las cosas en perspectiva. Inténtalo. Detente. Prueba a estar presente. 

tumblr_npu4y4MFHo1skye0ko1_1280
Mouni Feddag

Para mí, consiste en ver a los flamingos cruzar la Isla Necker al atardecer. Sostener las manos pequeñitas de mi nieta. Mirar las estrellas y soñar con verlas de cerca algún día. Escuchar los debates familiares a la hora de cenar. La sonrisa de un extraño, el olor a lluvia, las ondulaciones de una ola, el viento sobre la arena. La primera nevada del invierno y la última tormenta del verano.

Hay una razón por la que nos llamamos seres humanos” y no haceres humanos”. Como seres humanos tenemos la capacidad de pensar, movernos y comunicarnos en un nivel más elevado. Tenemos la capacidad de cooperar, entender, reconciliarnos y amar, y esto nos separa de la mayoría de las especies.

tumblr_nhq33aY29E1skye0ko1_1280
Mouni Feddag

No malgastes tus talentos humanos con el estrés en cosas nominales, o preocupándote por algo que no puedes cambiar. Si te tomas el tiempo simplemente para ser y apreciar los frutos de la vida, tu estrés desaparecerá y podrás ser más feliz.

Pero no busques la felicidad sólo cuando estés triste. La felicidad no debería ser una meta, debería ser un hábito. Quita el foco del hacer, y empieza a concentrarte en ser, todos los días. Sé amoroso, agradecido, servicial, y sé un espectador de tus propios pensamientos.

Date permiso de estar en el momento, y de apreciarlo. Deja de enfocarte en todo lo que piensas que tienes que hacer, y empieza a ser. Lo prometo, la felicidad aparecerá.

Con un saludo feliz,

Richard Branson


Este texto fue traducido por el staff de Eudoxa. Puedes leer el original aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s