Cómo usar analogías para encontrar la solución que buscas

Chema-Madoz-
Chema Madoz

Las analogías están invadiendo rápidamente el ámbito de los negocios por dos razones: funcionan, y la disrupción está ocurriendo a una velocidad sin precedentes.

Por Paul Armstrong

Las analogías se usan con frecuencia en startups y en salas de juntas alrededor del mundo para simplificar y encontrar paralelismos entre cosas distintas. Pero cuando se trata de innovación, este método se deja de lado.

El pensamiento análogo consiste en recurrir a temas conocidos para conectarlos con otros temas que no nos son familiares, y transferir o adaptar los aprendizajes de uno a otro.

Esta práctica está invadiendo rápidamente el ámbito de los negocios alrededor del mundo por dos razones: funciona, y la disrupción está ocurriendo a una velocidad sin precedentes.

Para Richard Foster, el 75% de las empresas ubicadas en el Índice Standard & Poor’s 500 serán reemplazadas en los próximos 10 años —una estadística preocupante para cualquier CEO. Mientras que algunos prefieren mantener este tipo de pensamiento sólo entre los recursos de una startup, yo pienso que puede ayudar a las empresas a prevenir la competencia y la disrupción.

Las analogías permiten a líderes, científicos y estrategas tener una visión más amplia, entender rápidamente su complejidad y evaluar decisiones desde una nueva perspectiva, que es crítica en estos tiempos apresurados y volátiles.

Mientras investigaba para mi libro, Tecnologías disruptivas: entender, evaluar y responder, observé el rol que han tenido las analogías en empresas como Apple, Intel, Dunkin Donuts e incluso en firmas de abogados y supermercados.

Resultó ser más común de lo que podríamos pensar.

Las analogías permiten a líderes, científicos y estrategas tener una visión más amplia, entender rápidamente su complejidad y evaluar decisiones desde una nueva perspectiva, que es crítica en estos tiempos apresurados y volátiles.

chema-madoz-17-802x1024
Chema Madoz

 

¿Por qué son tan poderosas las analogías?

Las analogías ayudan a la gente a digerir nuevas ideas de forma rápida porque su elemento simple permite entender fácilmente el elemento complejo y construir a partir de él.

El pensamiento análogo permite ir un paso más allá, ya que utiliza a expertos o fuentes que parecen completamente ajenos al tema para elevar el nivel de pensamiento acerca de un problema.

Por ejemplo, imagina a un restaurante que necesita servirle a más clientes en menos tiempo, pero sin perder la variedad en el menú. Ahora, imagina que le preguntas la solución a un ejecutivo que viajó recientemente a Taiwán, ¿qué obtienes? Si en su mente está fresco el recuerdo de la banda transportadora de equipaje, podría ocurrírsele algo similar a los restaurantes YO! Sushi, que usan una banda transportadora de sushi.

 

manchester-rodchenko-yo-sushi
YO! Sushi

 

Para mejorar tu pensamiento análogo, incrementa tus experiencias. Mientras más tengas, más conexiones podrás hacer. Camina por una ruta distinta al volver a casa, lee diferentes cosas, asiste a alguna charla que no tenga nada que ver con tu trabajo o con tus pasiones, garabatea cosas, dibuja mapas mentales, pregúntale cosas a las personas que no creas que tengan la respuesta correcta.

Si haces aviones no le preguntes tus dudas a un mecánico de autos: un chef es una mejor elección, porque obtendrás ideas realmente distintas.

Lo diferente es lo que importa. Si haces aviones no le preguntes tus dudas a un mecánico de autos: un chef es una mejor elección, porque obtendrás ideas realmente distintas.

 

chema_madoz_sin_titulo_2005

 

Cómo hacer tu propio ejercicio de pensamiento análogo

Para integrar las analogías a tu toma de decisiones, necesitas un proceso. Aquí hay seis pasos para empezar, pero puedes modificarlos como te parezca necesario.

  1. Identifica los estímulos correctos
    Aunque hay quienes deciden hacer este ejercicio en la oficina, a la mayoría le va mejor un ambiente neutral o desconocido. Algunas de las mejores sesiones se llevan a cabo en patios de juego, cocinas o iglesias. Si decides hacerlo en tu oficina, llénala de estímulos como collages, Pay-Doh, post-its y pizarrones blancos. Evita a toda costa el mismo ambiente que vives a diario.
  2. Identifica el problema a resolver
    Asegúrate de que el problema a resolver esté descrito de manera concreta: es vital para maximizar las posibilidades de resolverlo. Las analogías pobres surgen cuando los problemas no están definidos de manera clara. Esto puede implicar tomarse una hora o más para refinar el problema hasta conseguir una formulación simple antes de seguir con el siguiente paso.
  3. Identifica ámbitos externos para explorar
    Éstas son las áreas que usarás para hacer las conexiones análogas. La asociación libre puede funcionar, pero de una secuencia más guiada se obtendrán resultados más precisos y se ahorrará tiempo. Ayuda a que la gente se enfoque limitando los ámbitos que van a explorar en la primera sesión, ya sea definiéndolos de antemano o con un ejercicio inicial de ideación.

    chema-madoz-38
    Chema Madoz


  4. Explora los ámbitos elegidos para hacer conexiones
    Ésta es la parte científica o estratégica del ejercicio. Sugiere conexiones, y después enlista sus posibilidades de éxito o fracaso. Examina qué hace a cada uno exitoso o por qué sí funciona. ¿Qué es similar? ¿Qué es distinto? ¿Cuál era la clave de su éxito? Asegúrate de entender plenamente la nueva conexión antes de dar el siguiente paso.
  5. Revisa tus descubrimientos y haz una propuesta
    Ahora que ya tienes las conexiones analizadas, mira la lista que hiciste y comienza a reescribirla priorizando las conexiones que se ajusten mejor a la resolución de tu problema. Algunas veces ayuda ponerlas en papeles separados y clasificarlos discutiendo con todo el grupo. Al final, analicen si las conexiones elegidas se aplican directa o indirectamente al problema que están tratando de resolver. Es poco probable que lo que obtengan sea perfecto, pero seguramente encontrarán nuevas similitudes y nuevas conexiones.
  6. Decide
    Una vez elegida la propuesta, decide si quieres seguir avanzando en esa dirección. ¿Lo que has creado le funciona a tu empresa y le aporta valor a tus clientes? Si no es así, continúa refinando la respuesta y trabajando la analogía para obtener una solución viable.

Las malas analogías son abundantes en el mundo de los negocios. Ve más allá de ellas.

Una advertencia respecto al paso seis. Hay que saber cuándo admitir que algo está mal o que algo ha fallado. Las malas analogías son abundantes en el mundo de los negocios. Ve más allá de ellas y desafíate no sólo a dejar de usarlas sino a cuestionar tu propia tendencia a buscar información que confirme tus creencias (sesgo de confirmación).

 

chema madoz
Chema Madoz

 

La analogía tiene un rol enorme en la educación y en los negocios en tanto que las empresas buscan ser disruptivas y crear nuevos mercados. Freud es famoso por haber dicho que “las analogías no deciden nada, pero te hacen sentir más como en casa”. Yo no estoy de acuerdo: las analogías pueden ayudar a salvar a algunos de los negocios que desaparecerán del Índice Standard & Poor’s 500 en un futuro no tan distante.

El futuro de tu empresa podría depender del chef con el que platicaste en alguna fiesta.

Steve Jobs fue un gran defensor de la analogía. En tanto que Apple se ha convertido en uno de los negocios más valiosos de todos los tiempos, más compañías podrían echarle un ojo al “libro mágico” de Apple y usar más el pensamiento análogo. El futuro de tu empresa podría depender del chef con el que platicaste en alguna fiesta.

 

paul-armstrong

Paul Armstrong

Es el autor de Tecnologías disruptivas: entiende, evalúa y responde. Dirige la consultora de tecnología emergente HERE/FORTH y escribe sobre el tema para Forbes.

twitter

 

 


Este texto fue traducido por Eudoxa. Puedes leer el original, publicado por Singularity Hub, aquí.
Para estar al tanto de las implicaciones humanas de los cambios tecnológicos que estamos viviendo, suscríbete a nuestro boletín quincenal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s