Eudoxa es una consultora mexicana que tiene como misión impulsar la creación, el crecimiento y la innovación de empresas e instituciones culturales y sociales.

Trabajamos para mejorar la vida de las personas ayudándolas a dedicarse a lo que les gusta y a convertir sus ideas en realidades.

Queremos contribuir a erradicar la pobreza y a generar prosperidad en el mundo, mediante la promoción del pensamiento creativo y del emprendimiento.

Nuestra filosofía

Sabemos que la persona está en el centro del quehacer empresarial. Esto significa que toda actividad empresarial emerge desde las personas y existe para las personas. No hay más empresa que las personas que la constituyen, por lo tanto, el modo de ser de la empresa depende del modo de ser de su gente. Si una empresa quiere ser honesta o innovadora, necesita personas que posean y vivan estas virtudes.

Por eso, en Eudoxa no tenemos una declaración de valores, porque para nosotros, los valores son creencias buenas que comparte la gente, pero que, por sí mismas, no las mueven a actuar de ninguna manera.

En su lugar hablamos de nuestras virtudes. Por virtud entendemos aquello que hace a su posesor un bien en todos los ámbitos de su vida práctica. Las virtudes, a diferencia de los valores, son hábitos buenos, es decir, acciones que acostumbramos realizar cotidianamente las personas que las poseemos.

Nuestras virtudes son:

Prudencia: es el hábito por el cual una persona se autogobierna y disciplina mediante el uso de la razón y, por lo tanto, puede elegir correctamente en los asuntos de su vida práctica.

Honestidad: es el hábito por el cual una persona busca la verdad y la expresa en su decir y actuar de manera coherente.

Confianza: es el hábito de esperar lo mejor de las personas y las situaciones con las que nos enfrentamos día a día, así como de poner los medios para que nuestras relaciones tengan una base común de principios y virtudes sobre las cuales se puedan desarrollar.

Valentía: es el hábito por el cual una persona actúa correctamente a pesar de los obstáculos que se pueda encontrar, como la desaprobación social. Es la virtud que impulsa la pasión por las cosas que hacemos y que nos habitúa a realizar las tareas que tenemos encomendadas del mejor modo posible.

Justicia: es el hábito de dar a cada cuál lo que le corresponde de suyo o de conformidad a un acuerdo preestablecido. Reconoce las diferencias entre las partes y defiende sus legítimos intereses.

Amistad: es el hábito de buscar el bien del otro a través de la camaradería y del cultivo de una relación basada en principios e intereses comunes.