1

¿Qué tipo de resultados quieres para tu empresa?

Una empresa es un conjunto de personas que trabajan orientadas a un fin común. Por lo tanto, es indispensable garantizar que las personas que colaboran con nosotros sean las adecuadas.

Podemos ver el impacto negativo de una gestión pobre de las personas y de su cultura en múltiples casos y estudios a lo largo y ancho del planeta.

En el 2016 las empresas de Estados Unidos perdieron alrededor de tres trillones de dólares (¡USD$3,000,000,000,000!) por malas prácticas de management, burocracia y estrategias de cambio cultural. Y no es nada más el impacto económico, sino el humano: si se corrigieran estas prácticas 12.5 millones de estadounidenses pasarían de tener un empleo burocrático y de bajo impacto a uno productivo o creativo y de alto impacto.


¿Qué tipo de resultados quieres para tu empresa?

  • Innovación
    Según un estudio de Deloitte las empresas que orientan su trabajo a una gran Misión son 30% más innovadoras que su competencia y tienen 40% más de retención de su talento.
  • Crecimiento del negocio
    Ya en el 2015 el 50% de los ejecutivos encuestados en un estudio global consideraba que la cultura organizacional es un factor clave en el desempeño del negocio, y 87% de dichos ejecutivos consideraba a la cultura como uno de sus “principales retos”.
  • Retención de talento
    En otro estudio, 18% de las empresas dijeron no tener una estrategia para la retención y aumento del compromiso de su talento, y solamente el 28% dijo tener una estrategia vigente.
  • Motivación
    Según el mismo estudio, la fuerza laboral hoy se motiva más por un trabajo que sea apasionante que por una carrera profesional segura (12% vs 5%).

 

3

 

Y podríamos seguir con los datos, pero queda claro que si logramos posicionar a nuestra empresa o negocio en el lado correcto de estos resultados tendremos una gran ventaja sobre nuestra competencia.

Al gestionar adecuadamente la cultura organizacional tu empresa obtiene, entre otras, estas ventajas:

  1. Mejorar la atracción, retención y compromiso del talento.
  2. Identificar y derribar las barreras que impiden que tu empresa opere a su máxima potencia (Peak Performance).
  3. Mejora en indicadores de negocio como: la calidad del producto o servicio, fortalecimiento de la comunicación y de la colaboración entre equipos de trabajo.
  4. Abrir la puerta a la innovación y al crecimiento exponencial.
  5. Fortalecer el legado de tu empresa aprovechando su tradición y valores.
  6. Identificar claramente cómo se atienden los diferentes grupos de interés con los que tienes relación.

Ahora ya lo sabes. Gestionar la cultura de tu empresa no es algo deseable, sino indispensable para el éxito de tu empresa.

Si quieres saber cómo podemos ayudarte a gestionar tu cultura organizacional pídenos una cita aquí o escríbenos por acá y en breve estaremos contigo.

 

2


Recibe nuestra selección quincenal de recursos sobre liderazgo, empresa, cultura y actualidad. Suscríbete aquí.